Javi:

Compañero, amigo. Gracias a Bona Cántica hemos tenido la inmensa suerte de conocernos. En nuestro recuerdo queda la pasión por la música y gracias a ella, hemos podido compartir muchos momentos de estos últimos años, aquí nos conocimos y aquí nos despedimos, hasta luego JAVI.

Cuando Elisa nos ha comunicado tu “hasta luego”, me costaba articular dos pensamientos juntos, el sentimiento de dolor me embargaba y era incapaz de expresar el profundo dolor que sentía al conocer tu despedida y mi enfado por marcharte tan calladamente, sin hacer ruido. La noche me ha puesto en paz contigo, en la balanza pesaban más tu optimismo, tu alegría, tu generosidad y toda esa inmensa paz que transmitías en tu mirada que  inundaba los momentos en que estábamos juntos.

Es difícil definir a un hombre con palabras, pero de lo que si estoy convencido, es de que eres “UN HOMBRE BUENO”, nunca una mala palabra, siempre una sonrisa, siempre poniendo un grano de esperanza y optimismo en los momentos complicados que hemos vivido juntos, gracias por compartir tu felicidad con nosotros, queda en tu haber. Te has despedido con las manos llenas de todo aquello que importa en la vida, la amistad, el cariño, el amor, todo eso que en estos momentos nosotros te ofrecemos, sobre todo para todos aquellos que están cerca de ti y que ya están sufriendo tu ausencia, en especial a Esther tu compañera, para que sepa que aunque no podemos darle un abrazo en estos momentos, sienta nuestro aliento y que estamos con ella, compartiendo su dolor.

Es en situaciones como èsta, que nos damos cuenta de lo vulnerables que somos y nos sentimos aquello que debimos hacer y no hicimos. La vida nos enseña algo nuevo cada día si somos capaces de escucharla, si somos capaces de alejarnos del ruido que nos rodea y tu la escuchabas, trasmitías saber, en definitiva felicidad.

Y al final te has ido de nuestras vidas como viniste, sin ruido, sin molestar. Pero en nuestro corazón queda un vacío por tu ausencia, pero lleno de tu recuerdo, de los momentos compartidos, de alegría, de mano tendida, de tolerancia hacia los demás, en definitiva DE AMISTAD.

Ahora que te has quedado en este recodo del camino, tu recuerdo nos acompaña. Gracias Javi por dejarnos compartir contigo este tramo de nuestras vidas.

  Abr 30, 2020

1 comment

Es increible, parece que era ayer cuando estabamos codo con codo.
Un abrazo muy grande.
Te echaremos de menos.

Deja un comentario